Jardín Secreto

jueves, abril 13, 2006

Yo soy la vid: Produzcan frutos en mí.




"Yo soy la vid verdadera, y mi padre el viñador. Si alguna de mis ramas no produce fruto, él la corta; y limpia toda rama que produce fruto para que dé más. Ustedes ya están limpios. La palabra que les he dirigido los ha purificado. Permanezcan en mí y yo permaneceré en ustedes.
Como la rama no puede producir fruto por sí misma si no permanece en la planta, así tampoco pueden ustedes producir frutos si no permanecen en mí. Yo soy la Vid y ustedes las ramas. Si alguien permanece en mí y yo en él produce mucho fruto, pero sin mí no pueden hacer nada.
El que no se quede en mí será arrojado afuera y se secará como ramas muertas: hay que recogerlas y hecharlas al fuego, donde arden. Si se quedan en mí, y mis palabras permanecen en ustedes, todo lo que deseen lo pedirán y se les concederá.
Mi Padre encuentra su gloria en esto: que ustedes produzcan mucho fruto, llegando a ser con esto mis auténticos discípulos.
Yo los he amado a ustedes como el Padre me ama a mí: permanezcan en mi amor. Si guardan mis mandatos, permanecerán en mi amor, así como yo permanezco en el amor de mi Padre, guardando sus mandatos.
Yo les he dicho todas estas cosas para que participen en mi alegría y sean plenamente felices. Ahora les doy mi mandamiento: Amense unos con otros, como yo los amo a ustedes. No hay amor más grande que éste: dar la vida por sus amigos.
Ustedes son mis amigos si cumplen lo que les mando. Ya no les diré serevidores, porque un servidor no sabe lo que hace el patrón.
Les digo: amigos, porque les he dado ha conocer todo lo que aprendí de mi Padre.
Ustedes no me escogieron a mí. Soy yo quién los escogí a ustedes y los he puesto para que produzcan fruto, y ese fruto permanezca.
Entonces todo lo que digan al Padre en mi nombre se lo dará.
Yo les ordeno esto: que se amen unos a otros".
Juan, cap. 15 versículo 1 al 17.

9 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home