Jardín Secreto

jueves, mayo 18, 2006

Narcisos








Los Narcisos son unas de las plantas bulbosas más cultivadas, junto con los tulipanes. Fácil de naturalizar en el terreno y de exquisito gusto.
Se plantan en otoño y florecen a principios de primavera. No plantarlos muy tarde.

Prefieren lugares soleados, pero también aguantan la semisombra.

Su cultivo es bastante sencillo. Lo más importante es que tenga un suelo con buen drenaje y con una cierta riqueza en materia orgánica. El exceso de agua produciría la pudrición de los bulbos.

Soporta el frío pero evita el extremo. Si plantas en macetas, resguárdalos de las heladas fuertes en un sitio oscuro, fresco y seco. Cuando el tallo asome por encima de la tierra sácalo para que les dé el sol, pero por la noche hay que volver a guardarlos si las temperaturas son muy bajas.

Si fuera necesario, colocar un tutor en el tallo, con unas cañitas de bambú o con palitos para que no se incline.


Cultivo forzado

Los Narcisos se pueden cultivar en el interior haciendo lo que se llama el "cultivo forzado". Es de las bulbosas más fáciles de forzar.
En primer lugar debes adquirir variedades apropiadas para el forzado y de tamaños mayores, no pequeños.
Planta en una maceta con turba y sin enterrar demasiado los bulbos. Coloca la maceta en el interior de la vivienda, entre los meses de junio y julio en Chile y a una temperatura de unos 10ºC, procurando que la maceta reciba el máximo posible de luz durante el día.
Una vez que las yemas florales se han desarrollado adecuadamente, es decir, que muestran unos botones de gran desarrollo y muy compactos, deberás colocarlos en el lugar más cálido de la vivienda con abundante luz.
Bastará con una temperatura comprendida entre 16 y 20ºC para que los Narcisos abran totalmente sus flores al cabo de unas semanas.

Cuando esté en floración será conveniente aplicar algún fertilizante líquido y una vez que se marchiten las flores, se cortan, se abona y se sigue regando sin excesos. Durante los próximos meses la planta ofrecerá en la vivienda el bonito color verde intenso de sus hojas.

Al llegar los meses más cálidos, suprimir el riego totalmente y espera que la planta se seque por completo. Al cabo de una semana saca los bulbos y almacena en lugar fresco y en la oscuridad hasta la plantación que se hará en el junio y julio siguiente (preferentemente) para un nuevo forzado.

Cuando se marchiten las flores corta el tallo de la flor y deja que las hojas se sequen por completo. Si necesitas ese espacio para poner otra planta, saca los bulbos con cepellón de tierra, es decir, pegadas a las raíces y llévalo a algún sitio donde puedan las hojas marchitarse.

Los bulbos madres se separan y los otros se implantan tal cual están. Posteriormente se los clasifica por tamaño y se los almacena sobre bandejas en lugar fresco, seco y oscuro.

Consejos sobre riego:

Una vez que se planta el bulbo o las demás bulbosas, el suelo debe mantenerse siempre húmedo al nivel de las raíces para obtener una buena floración, pero sin encharcar para no provocar la pudrición.
El exceso de agua es un grave problema para la mayoría de las plantas ornamentales.
Siempre es mejor quedarse corto con el riego que pasarse.
Los bulbos necesitan un excelente drenaje.
Aquellas tierras muy arcillosas, y por tanto con escaso drenaje, se les puede aumentar su porosidad añadiendo arena de río y materia orgánica (mantillo, compost, turba...).
Si la maceta no tiene agujeros de drenaje en la parte inferior o son insuficientes, debemos realizarlos.
Riega a primeras horas de la mañana o al atardecer; no en las horas de más sol.
No mojes las flores. De ahí que no sea recomendable regar con aspersores o difusores, sino con goteo o manguera, localizando el agua al pie de la planta.
Sigue regando después de que se hayan marchitado las flores para que las hojas continúen acumulando reservas.

Variedades

A continuación indicamos algunas de las variedades de narcisos y sus fechas de floración en Santiago:
- Acrópolis: Su flor es blanca, doble y fragante; con algunos pétalos interiores rojos. Florece a fines de Septiembre.
- Birma: flor con corola amarilla y fragante, y copa rojo anaranjado. Florece a comienzos de Agosto.
- Cheerfulness: flor crema doble. Tazeta. Florece a mediados de septiembre.
- Early Splendor: de corolla blanca y copa naranja. Tazeta. Florece a fines de Agosto.
- Fortune: de corola amarilla y trompeta amarilla anaranjada. Florece en Julio o a principios de Agosto.
- Flower Carpet: flor amarilla entera. Florece en Julio o principios de Agosto.
- Ice Folies: de corola blanca y una gran copa amarillo-crema. Florece en Septiembre.
- Margaret Mitchel: de corola blanca y fragante. Copa corta amarilla con borde rojo. Florece a mediados de Septiembre.
- Monique: de corola blanca y trompeta naranja. Florece a fines de Agosto.
- Orange Bell: de corola amarilla y gran trompeta naranja. Florece en Agosto.
- Paperwhite (junco): flor blanca y fragante. Tazeta. Florece entre Junio y Julio.
- Pink Select: de corola blanca y trompeta amarilla, derivando a salmón. Florece a fines de Septiembre.
- Tahiti: flor amarilla, doble y fragante. Florece a mediados de Septiembre.



Paisajismo.

Los Narcisos encuentran multitud de aplicaciones en jardinería y diseño de estos.

Por ejemplo, naturalizando entre los prados y las grandes superficies de césped en los jardines, bien en grupos aislados o formando pequeños grupos junto a arbustos y plantados en rocallas.
También en grandes macetas de barro se pueden plantar en invierno, siempre que se protejan del frío; ojalá en ambientes interiores secos y con poca iluminación. Una vez brotada la plántula, debe proporcionársele un poco de sol cada día. Pero se vuelven a guardar del frío durante la noche, hasta que hayan enraizado y crecido el tallo.

15 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home